miércoles, 27 de mayo de 2009

cuando la luz está cerca

Tienes dos opciones: vas hacia ella o te apartas.
La noche del lunes fue fatídica. Entre una melcocha de comida y el nerviosismo por una difícil prueba al día siguiente, mi estómago me jugó una pésima pasada. Nunca había sufrido antes de acidez. Nunca supe por qué la gente se sentía tan mal. Esa noche lo supe y jamás lo olvidaré.

Todo empezó como una molestia estomacal; una presión molesta en la boca del estómago y ya. Pero a medida que el tiempo avanzaba, mi condición iba empeorando. Cual sigourney Weaver, mi alien quería salir. Era un dolor tremendo y punzante.

Eran las 01.30 cuando decidí "tomar al toro por las astas" y me vestí nuevamente para ir al hospital. En el depa todos dormían y no quise despertarlos para que me ayudaran; había prueba al otro día y no quería molestarlos. No sé cuanto esperé por el colectivo... la cosa es que llegué a urgencias, llené la ficha y esperé ¿10 minutos? ¿20? no sé; el dolor no me permitía pensar bien. Eventualmente dicen mi nombre y paso rengueando por un pasillo hasta donde una médico me pregunta cosas y yo respondo de forma casi instintiva. me dijo que tenía algo así como un cuadro agudo de acidez y me tenían que inyectar como 4 cosas. La enfermera que estaba cerca me llamó y me explicó el funcionamiento de los medicamentos que me inyectaría: sentiría mucho calor en el cuerpo, sensaciones extrañas en la lengua y genitales y creo que algo más... no recuero qué. Dicho y hecho, empecé a sentir todas esas cosas y quedé para la historia, pero con mi dolor disminuyendo paulatinamente. Algo pude dormir...

Entre dormitadas y dolor, vi pasar carabineros, viejitos y demases... creo que hasta un caso sospechoso de AH1N1 esucuché por ahí.

Me controlaron para ver si había mejorado, pero el dolor, si bien era mucho menos, aún estaba ahí. El médico que me vio esa vez me dijo que si el dolor seguía, tendría que verme un cirujano.
-"¿me van a abrir?" pregunté
-"Quizas..."
Esa idea no fue del todo desagradable; sería "divertido" que me operaran.

Finalmente llegó una cirujana y me revisó: estaba bien.
"Debes estar a régimen liviano, tomar omeprazol cada 12 horas y controlarte en el consultorio". Hora de alta: 05.30

Entonces salí del hospital a esperar si algo pasaba... finalmente un colectivo que venía con las pastillas de freno gastadas me llevó y llegué al depa a medio morir saltando.


Ahora estoy con dolores en la espalda baja y en las tripas; debe ser por los restos de "mal" que aún tengo en el cuerpo.
Espero que para la tarde de hoy miércoles o para mañana esté mejor.

Moraleja: no comer tantas cosas el día antes de una prueba complicada, sin importar cuanta hambre tengan.

5 comentarios:

Natalia dijo...

pal pico!!!!!!!! PUCHA!!! cabro >_> que brigido! mucho nanai.. y pa la proxima no sé... sabi que ni se por ke da la acidez tampoco me ha dado. =(!! cuidate po!

Puchita dijo...

merme!!!

Jaime Peters dijo...

:S
chucha no me asusti po wn
el viernes tengo la ultima solemne y tengo ke ir bn alimentado XD
cuidate guilty
no comas tantas weas!!
;)

TaNiS dijo...

quizas k weas andubiste comiendo!!!... mas cuidado pa la otra!

Lakensis Lossarnach dijo...

Ojalá ahora esté mejor... Cuídese mucho y repose el fin de semana. Seguramente tendrá buena compañía :P